El Turno De Una Outsider

1
116
Adolphe Binder, directora no-bailarina, con ideas visionarias Foto . Joakim Roos

Para ella nunca hubo un plan. Pero llegar a dirigir el de , parece una evoluci√≥n org√°nica para la manager . Un encuentro entre sus estudios, trabajos literarios y dramat√ļrgicos, y la gran pasi√≥n por la danza, debida a los incre√≠bles seres humanos que casualmente cruzaron su camino

 

El recorrido laboral de Adolphe Binder en el mundo de la danza cubre ya dos d√©cadas, pero el arte de Terps√≠core no fue desde siempre su pasi√≥n. Luego de trabajar en la Schauspielhaus de Hannover, se mud√≥ a Berl√≠n para hacerlo en una revista de arte y cultura, que le permiti√≥ descubrir el mundo de la danza. A mitad de los ‚Äė90 se desempe√Ī√≥ como dramaturga para el ballet de la Deutsche Oper Berlin dirigido por y m√°s tarde como directora del Tanztheater Ballet de la Komische Oper de Berlin. Siguieron propuestas de gesti√≥n y organizaci√≥n hasta llegar a ser directora art√≠stica de la compa√Ī√≠a de danza de la Opera de Gotenburg (Suecia). De 2011 a 2016 logr√≥ elevar el nivel del elenco y sus integrantes a un nivel internacional en el campo de la danza contempor√°nea.

Desde el 1¬į de mayo de 2017, es Intendenta del Tanztheater Wuppertal, siendo la primera directora externa a la compa√Ī√≠a luego de los ocho turbulentos a√Īos desde la muerte de su fundadora, Pina Bausch, pionera de la danza-teatro. Balletin Dance, dialog√≥ con ella.

 

Usted tendr√° a su cargo la direcci√≥n hasta 2022 ¬ŅQu√© proyectos tiene para esta compa√Ī√≠a? ¬ŅC√≥mo va a desarrollar su concepto?

Para mi es un gran desaf√≠o el nuevo posicionamiento del Tanztheater Wuppertal, preservando el repertorio Bausch, que representa su esencia. En la temporada 2017/18 tendremos dos estrenos, de core√≥grafos invitados que no provienen de all√≠ y que por primera vez trabajar√°n en Alemania: Dimitris Papaioannou, que tiene ya su propia estructura en Atenas, y el noruego Alan Lucien √ėyen. Tambi√©n vamos a abrir la compa√Ī√≠a a laboratorios de estudio y actividades paralelas para profesionales y aficionados que se desprenden del proyecto Feuer & Flamme. Tampoco faltar√°n las giras internacionales: empezaremos en Nueva York y acabaremos en Par√≠s, con algunas paradas intermedias en Londres y en Asia. En cuanto al repertorio Bausch vamos a tener coreograf√≠as pertenecientes a las diferentes fases evolutivas de la gran creadora, con trabajos de las d√©cadas del ‚Äô70 hasta el 2000.

 

¬ŅC√≥mo ser√° el perfil art√≠stico que necesiten los bailarines? ¬ŅC√≥mo es la atm√≥sfera en el elenco despu√©s del cambio?

Al llegar encontré a personas muy abiertas y curiosas, una prerrogativa básica para mí. Muchos estudiaron en la Universidad Folkwang de Essen o en la Juilliard School de Nueva York. Veo muy poco probable contratar a bailarines que carezcan de estudios clásicos, pero además tienen que tener fuerte personalidad y presencia escénica, y poder adaptarse (en la forma más amplia posible) al gran repertorio que tenemos. Hasta ahora he contratado a cinco bailarines.

 

Bailarines que nunca trabajaron con Pina Bausch.

¬°Claro! Que se juntan a los √ļltimos seis contratados, que tampoco trabajaron con ella. Otra particularidad de esta compa√Ī√≠a es la diferencia de edad entre sus componentes ¬°de 23 a 67 a√Īos! Es muy particular trabajar en estas condiciones, sobre todo cuando se llega a la transmisi√≥n de su repertorio. Hay tres diferentes generaciones aqu√≠, tres diferentes conceptos de vida. Un contingente de siete bailarines entre los m√°s adultos, que tomar√°n tambi√©n el rol de maestros repositores y tendr√°n la responsabilidad de transmitir a los m√°s j√≥venes la herencia recibida.

 

Su experiencia en Gotenburg fue muy exitosa ¬ŅPuede compararla con Wuppertal?

No s√≥lo se trata de dos pa√≠ses con estructuras organizativas diferentes. En Gotenburg siempre he hecho estrenos, mientras que aqu√≠ el ballet lleva consigo 44 temporadas de tradici√≥n, con algunas posibilidades de crear algo nuevo. Hay muchas expectativas en m√ļltiples direcciones. El Tanztheater tambi√©n se destaca de las otras alemanas: somos una compa√Ī√≠a independiente del teatro de la Opera de Wuppertal. Hay un acuerdo con la ciudad para realizar treinta funciones ac√° y lo dem√°s son giras. Hasta tenemos nuestro propio equipo t√©cnico.

 

Aunque no es muy usual, quienes no fueron bailarines pueden desplegar una idea visionaria al dirigir una compa√Ī√≠a de danza ¬ŅQu√© es lo que define a una directora-no bailarina?

Mi punto de vista es la de una dramaturga. Mi camino empieza con la literatura a trav√©s del teatro hacia la danza. En estos veinte a√Īos se defini√≥ m√°s mi concepto sobre este arte, en el que el binomio cl√°sico danza=movimiento no se adapta muy bien. Me interesa la forma expresiva corporal y no corporal, en un ambiente teatral. A una directora-no bailarina siempre va a faltarle la confrontaci√≥n con su propia carrera en el escenario y algunas otras experiencias, que no son realmente necesarias para lo que es mi tarea. Considero positiva la falta de ambici√≥n de expresarme en el escenario. En mi trabajo directivo, necesito el aporte de la expertise de otros: buscar el know-how especializado para complementar lo que no poseo.

 

¬ŅQu√© es lo que le fascina de la danza?

Valoro mucho la internacionalidad de este arte. La posibilidad de trabajar con gente de tan diferentes pa√≠ses. La danza es una gran fuente de fuerza. Me fascina la capacidad de expresi√≥n sin palabras. Mi mentor fue Richard Cragun, director del ballet de la Deutsche Oper de Berl√≠n a mediados de los ‚Äė90, que me tom√≥ como dramaturga con la misi√≥n de crear cosas nuevas. Durante nuestras discusiones he aprendido de su apertura mental y su modestia. Claramente se necesita una cierta fineza t√©cnica y capacidad de perfeccionarla, pero tambi√©n se necesita desarrollar un sexto sentido y la fuerza para confiar en uno mismo, que √©l me permiti√≥ desarrollar arriesg√°ndome. Por √ļltimo, uno s√≥lo puede hacer lo mejor, intentar armar cosas originales y llevar gente nueva‚Ķ ¬°no hay ninguna garant√≠a!

Artículo anteriorLa Fiesta, un musical flamenco
Artículo siguientePasan los Gobiernos, Quedan los Artistas
Fabio Toraldo
Naci√≥ en Taranto, Italia, y se form√≥ como bailar√≠n en su ciudad natal y en Florencia en la escuela del ‚ÄúBalletto di Toscana‚ÄĚ, donde tambi√©n estudi√≥ historia de la danza con Silvia Poletti, c√©lebre profesora, periodista y cr√≠tica de danza. Empez√≥ su carrera profesional como integrante del ballet de la √ďpera de Leipzig (Alemania) bajo la direcci√≥n de Paul Chalmer, y sigui√≥ trabajando con Robert North en la compa√Ī√≠a de los Teatros de Krefeld y M√∂nchengladbach. Actualmente vive en Austria donde contin√ļa evolucionando su visi√≥n art√≠stica en el ballet de la √ďpera de Graz dirigido por J√∂rg Wein√∂hl.

1 COMENTARIO