Aventuras de Piratas

0
65
Buen inicio de temporada para el Ballet Estable del Teatro Colón. Foto: Arnaldo Colombaroli

Comenzó la temporada de ballet 2018 del Teatro Colón. La reposición de El Corsario de la canadiense Anne Marie Holmes, tuvo emotivos regresos argentinos sobre el escenario de nuestro primer coliseo

A nivel marketing, nada podría ser mejor para agotar las localidades con anticipación: el elenco dirigido por Paloma Herrera, la reposición a cargo de Julio Bocca en su debut en esta métier, Herman Cornejo como Conrad y Maria Kochetkova (San Francisco Ballet), Daniil Simkin (American Ballet Theatre de Nueva York) y la directora de orquesta Tamara Simoncic.

El Corsario se entiende como una obra entretenida, en tres actos, con cantidad de personajes con personalidades bien definidas, piratas, esclavas y esclavos, venenos, amores y traiciones, ricos y pobres, ensoñaciones con hermosas mujeres, tristezas y alegrías, mar, barcos, tormentas, naufragios, en fin, constantemente pasa algo nuevo. Y todo eso es una simple excusa para desplegar destrezas técnicas de lo más variopintas. La producción del Colón tiene vestuarios llamativos, una escenografía menos ingeniosa y una genial iluminación, e incluso la participación de cantidad de pequeñitos estudiantes de su escuela, en un tono parecido a la zaga de las películas de piratas. La Orquesta Filarmónica tuvo muy buen desempeño en todas las funciones.

Fueron siete funciones, del 8 al 15 de abril, con tres repartos diferentes. El estreno estuvo a cargo de los invitados (2 noches), mientras que el elenco de la casa se ocupó de las siguientes cinco.

  • Los invitados, alternaron funciones junto a Macarena Giménez-Emilia Peredo Aguirre (Gulnara) y Juan Pablo Ledo-Maximiliano Iglesias (Lankendem). El día 10, Herman Cornejo fue un solvente Conrad y gran partenaire, se lució en sus elevados saltos y en la composición del personaje, hasta último momento busco la complicidad escénica de su compañera Maria Kochetkova, una gran bailarina técnica a la que le faltó el trabajo actoral y la interacción del personaje con sus compañeros. El esclavo Alí (Daniil Simkin) es un torbellino, se luce y sorprende con sus impecables saltos, piruettes y maneges, todo lo que al público actual le gusta ver en estos tiempos que corren; mientras que con respecto al personaje fue más un príncipe que un esclavo. Emilia Peredo Aguirre como Gulnara fue impecable, musical, fuerte en puntas y de gran teatralidad. También se destacó Edgardo Trabalón en el rol de Birbanto, sólido en todos los aspectos. En las variaciones de las tres odaliscas se lució Ludmila Galaverna por su refinamiento.

 

  • Nadia Muzyca (Medora) y Federico Fernández (Conrad), compartieron protagónicos con Jiva Velázquez (Alí), Camila Bocca-Emilia Peredo Aguirre (Gulnara) y Facundo Luqui-Maximiliano Iglesias (Lankendem). Las nuevas generaciones tienen cada vez mayor participación pública, con energía desbordante y altas capacidades técnicas, aunque aún carecen de la composición profunda de cada personaje. Es la época de la vida en que todavía parecieran más importantes los complicados saltos y giros que la historia que se está contando, y su comunicación con la audiencia.

 

  • Macarena Giménez (Medora) y Juan Pablo Ledo (Conrad), compartieron las funciones con Maximiliano Iglesias (Alí), Ayelén Sánchez (Gulnara) y Alejo Cano Maldonado (Lankendem), con clara pantomima que contribuyó a que el público comprendiera mejor esta intrincada historia. El elenco local del 14 de abril, tuvo un muy buen desempeño en su totalidad. Macarena Giménez fue convincente de principio a fin y logró transmitirle al público su disfrute por la danza. Su compañero de historia, Juan Pablo Ledo, se mostró prolijo y dotó de credibilidad al personaje, sorteando todas las dificultades técnicas con solvencia. Ayelén Sánchez con sólido dominio técnico, fue débil en los matices que ofrece su personaje. Maximiliano Iglesias, por su parte, se mostró lleno de energía y vitalidad en un rol que encaja con su personalidad. Las tres variaciones de las odaliscas, mantuvieron un buen nivel de ejecución (Georgina Giovanonni, Camila Bocca y Paula Cassano).