Domingos de Tango

0
74
Santo Domingo, clase, show y baile social, a precios promocionales en el barrio del Abasto. Foto: gentileza de prensa | Diego Restivo

Santo Domingo, es una propuesta del grupo Tempo Tango abordada con el Centro Cultural Molokai, que explora tres aspectos del 2×4: lo didáctico, el show y el baile social

 

Desde 2008 Tempo Tango crea proyectos en donde conviven diferentes lenguajes como la danza contemporánea, el tango, el folklore y el teatro, con propuestas transgresoras obtuvo reconocimiento en las carteleras de la danza. Hoy se reinventan con Santo Domingo.

Ignacio González Cano, director de la compañía Tempo Tango, junto a los asistentes Manuco Firmani y Soledad Fernández, comentaron a Balletin Dance en qué consiste este trabajo, la participación de figuras reconocidas y sus planes a futuro.

 

¿Cómo nace el concepto de Santo Domingo?

Ignacio González Cano. “El Centro Cultural Molokai nos abrió las puertas y teníamos la opción de hacer obras a la italiana o abrir el juego y encontrar una forma de afrontar la crisis que actualmente vivimos. Así, implementamos esta propuesta con clase, show y un baile social con barra que también nos renueva económicamente”.

 

¿Cómo se aborda lo didáctico?

IGC. “La gente no sólo viene a ver un espectáculo, viene a aprender y a bailar. No sólo tango. También un poco de folklore. Y desde un lugar que los hace sentir cómodos, aun si son novatos en estos lenguajes”.

 

¿En qué consiste explotar el lado social del tango?

Manuco Firmani. “La gente está en contacto con los bailarines de la compañía en las clases. Luego en el baile social tienen la oportunidad de usar el material enseñado y además convivir con el grupo desde otro lugar. Los ven atendiendo la barra, bailando y compartiendo. Se convierte en un espacio inclusivo donde quien asiste disfruta, aun si no saben bailar”.

 

Esta es una oportunidad de llegar a un público más amplio y de todas las edades (sus espectáculos de trasnoche los limitaban un poco).

Soledad Fernández. “Sí. Vemos un público nuevo y además se empieza a generar movimiento en el barrio, lo que favorece al grupo y al centro cultural”.

 

¿Cómo fue el encuentro con figuras reconocidas?

IGC. La Chipi [Mariela Anchipi] trabaja con nosotros hace un tiempo, por ella Dady [Brieva] conoció nuestro trabajo y tuvo empatía con nuestros objetivos. Así que lo invitamos a hacer un monólogo que posteriormente pudimos incluir en la propuesta.  A los músicos Limón García y Juan Otero, los convocamos especialmente nosotros.

 

¿Cuáles son los proyectos futuros?

IGC. Seguir con Santo Domingo y su edición trasnoche los sábados. Estamos tratando de autogestionar viajes e invitaciones fuera de capital. Y el proyecto para fin de año es adaptar al tango un reconocido ballet de Tchaikovsky, pero aún es pronto para dar detalles.

Artículo anteriorA Chorus, Reloaded
Artículo siguienteViaje a China
Facundo Nahuel Aguirre Fernández
Egreso en como periodista en el año 2013 de la Universidad Católica de Santiago del Estero. Trabajo en la revista empresarial Panorama jujeño del año 2012 al 2014. Colaboró en revistas culturales como Circo Cromático, Danza Europa y Américas y Giro Cartelera. Desde 2014 escribe en la revista Balletin Dance. En 2015 colabora como asistente de prensa para el grupo Una Constante. Recibe su formación como bailarín de estudios como Nuevo estudio Danza y FACE.