Simplemente Maravilloso

0
88
Gabriela Prado, hoy. Foto: Andrea López

Hace casi 25 a√Īos, poco despu√©s del nacimiento de Balletin Dance, se reinauguraba la Capilla del Centro Cultural Recoleta, como espacio destinado (en gran medida) a la danza. Fue un ciclo inolvidable. All√≠, Margarita Bali estren√≥ Doblar Mujer por L√≠nea de Puntos, bailado por Gabriela Prado

En 1995, pocos pod√≠an imaginar la prol√≠fica actividad creativa que tendr√≠a Margarita Bali en las siguientes d√©cadas, pionera en video danza, mapping y video instalaciones (por los que recibi√≥ cantidad de premios internacionales). Un cuarto de siglo atr√°s (cuando ya contaba con solvente reconocimiento como core√≥grafa, por al menos otro cuarto de siglo), en Buenos Aires, Gabriela Prado, camuflada en la obra de Ra√ļl ‚ÄėP√°jaro‚Äô G√≥mez (silla y mesa) sorprend√≠a con la m√ļsica de Gyorgi Ligetti¬†a un selecto y exigente auditorio. En su actuaci√≥n, se trasluc√≠a un cuerpo entrenado en t√©cnicas acad√©micas (dotado para ello), expresivo y exacto en las formas casi cubistas. Fue la conjunci√≥n entre una buena idea, llevada a la acci√≥n por un grupo de artistas creativos, y una duraci√≥n √≥ptima.

Este a√Īo en el Teatro Payr√≥, se mostr√≥ en dos partes. La primera igual a la del estreno original, con Prado incre√≠blemente preparada para encarar esa exigencia. Y en una segunda parte, de manera descontracturada, la propia Bali, narra aspectos ic√≥nicos de su carrera (entre ellos, sus inicios en el Payr√≥), en una suerte de d√ļo coreogr√°fico con la bailarina, apoyado en divertidas proyecciones documentales. Es un repaso hist√≥rico, con mucho del backstage de estos a√Īos y del mismo presente de ambas. Cosas que a muchos espectadores (tambi√©n un grupo selecto del mundo de la danza) les gusta sentir como propias.

Las bailarinas/docentes, aseguraron al equipo de esta revista, que continuar√°n presentando la obra durante este a√Īo, aunque probablemente sea en otra sala (por cuestiones econ√≥micas, cambiar√≠a la administraci√≥n del Payr√≥). Cuando la repongan, no dejes de ir a verla.