Construyendo Puentes

0
61
Ballet Yabal Alzeitun

Ishtar-Palestina Milenaria será un espectáculo de música y danza, diverso, gratuito y masivo, que tendrá lugar el 20 de octubre, desde las 16 hs en el Auditorio Eva Perón del Parque Centenario

 

Abril, tarde de domingo, cruzamos el portón de la antigua casa y nos encontrarnos con la amabilidad de los anfitriones en sus vestimentas tradicionales. En el patio, un escenario decorado con la bandera de la patria lejana, stands con información cultural, sillas, cielo azul, sol resplandeciente y sonrisas. Se iniciaba el Primer Encuentro de Danzas Folclóricas por la Causa Palestina, con las acertadas palabras del embajador Husni M.A. Abdel Wahed. La excelente organización y la propuesta de hermandad entre países a través de la danza, marca una diferencia en este tipo de eventos. Estuvieron representados Bolivia, Argentina, Perú, Líbano, Siria, Armenia y claro: Palestina.

La sede de la Embajada de Palestina alberga la reciente Federación Palestina Argentina que a su vez aúna el Centro Cultural Yabal Alzeitun y su ballet homónimo, y el Club de la Cultura Árabe. Desde su establecimiento, esta delegación promueve cursos de idioma árabe, cultura e historia palestina, bajo la tutela de Agustín Dib, presidente del Club. Se realizan concursos de recitación de poesía en árabe y castellano, exposiciones de pintura y gravado y otras actividades culturales. En ese movimiento de visibilizar a un pueblo poco conocido en nuestro país, es que hace dos años se empezaron a dictar clases de dabke palestino, en la casa representativa del país de los olivos.

Jimena Dib, coordinadora general del taller de danza y del Ballet Yabal Alzaitun (literalmente: campos de olivos), fue quien primero entró en contacto con Diana Gambelli, profesora y coreógrafa. Gambelli, es maestra de danzas folclóricas argentinas (Escuela de Danzas Nº 2 Jorge Donn, Ballet Salta) formada además en danza árabe y dabke. Había tomado contacto con el estilo palestino y la idiosincrasia de ese país años antes en Zárate, donde estuvo integrada a la colectividad y encuentros coordinados por Gustavo Rojana (escritor de origen palestino y referente de la causa palestina en Argentina).

Según Diana Gambelli, la Federación surgió de la necesidad de institucionalizar y expandir algo que ya venía sucediendo en la Embajada. Ya en las primeras clases la inscripción fue exitosa y se percibió la avidez de recibir formación en este estilo de danza, que Palestina comparte con Líbano, Egipto, Siria y Jordania. La profesora detalló que existe una amplia similitud entre el dabke de estos países, porque inicialmente eran una sola región, donde cada tribu tenía sus particularidades, que se fueron acentuando al constituirse en estados.

El dabke palestino es muy alegre, más aéreo y con menos golpes a tierra, y no tiene tantos cortes rítmicos como el libanés. Gambelli sostiene que éste es el más antiguo y auténtico. Si bien las teorías del origen de esta expresión danzada, son compartidas entre los especialistas de los diferentes estilos, sus investigaciones hablan de otro posible origen: líderes espirituales se situaban en piedras redondas, en ronda, recitando oraciones a la diosa Ishtar[1] y marcando pasos – en Jericó todavía se encuentran ejemplares de esas piedras que darían cuenta de esa tradición.

Si bien al estar bajo la tutela de la Embajada, donde la información está más a mano, sigue siendo difícil el estudio de ciertas danzas como las beduinas que también se comparten con otras comunidades cercanas, por la situación actual del pueblo palestino.

Como en el Día de la Tierra (conmemorando el 30 de marzo de 1976), Ishtar – Palestina Milenaria será un espectáculo diverso. La idea es ofrecer un evento público, gratuito y masivo para mostrar su trabajo, donde bailarán los alumnos del Taller de Danzas Palestinas, el Ballet Yabal Alzeitun y dos grupos musicales invitados: Al Hakima (Córdoba) y Najah (Salta). Ambas agrupaciones especializadas en folklor árabe y argentino. También contarán con la presencia del concertista Miguel Ángel Estrella y prometen una sorpresa que involucra el músico.

Jimena, Agustín y Diana apuestan a la resistencia cultural desde la danza, la poesía y las artes plásticas, para que no muera esta cultura palestina milenaria, que según ellos tendría 5000 años de antigüedad (aproximadamente). Con el apoyo del embajador y el cónsul, su intención y sueño es, poner a Palestina en la paleta, ya que son parte de la comunidad árabe de Argentina. Y lo hacen brindándole visibilidad y creando puentes entre culturas. Se saben argentinos, parte del crisol de etnias, de un pueblo abierto, que se hermana en las causas y abraza otras culturas.

[1]  Ishtar es una diosa acadia semítica oriental, asiria y babilónica de la cultura, fertilidad, amor, y la guerra. Es la equivalente de la sumeria Inanna, y es el cognado de la diosa aramea Astarté.

Artículo anteriorTiempos de Repertorios Eclécticos y Resultados Alentadores
Artículo siguienteNino de los Reyes
Paula Lena
Licenciada y profesora de Historia – PUC Minas Gerais, Brasil. Estudió danza clásica, contemporánea, danza teatro, composición coreográfica, tango y actuación. Desde 1989 dedicada a la danza del vientre y danzas orientales folklóricas femeninas, formada por maestros nativos de Medio Oriente. Practica Giro Sufi desde 2006 y desde 2009 es discípula de la Orden Sufí Naqshabandiya. Dicta talleres en su propio estudio y en Brasil, Uruguay, Chile, Portugal y España. Ha publicado artículos en diferentes medios gráficos y digitales, sobre su investigación en historia y técnica de la danza árabe femenina.